Cuando pensamos en cascadas o saltos de agua dentro de un jardín, debemos comprender que no necesariamente se hace referencia a tamaños importantes, en cuanto a la estructura del proyecto. Las dimensiones se ajustan al espacio y presupuesto destinado.