El movimiento de tierras es un proceso cuyo alcance se puede comprender mediante la desagregación de su misma denominación así: excavación, cargue, acarreo (transporte), descargue, extensión en un botadero o un terraplén y compactación.